Juan A. Luque “A paso Lento

EnCANTATs “Obrim Portes”

Carlos Donoso “Me siento bien”

Darknoise “El Eco del Huracán”

All Wrong “Dust”

Cómo autoeditar tu disco: Consejos y pasos a seguir

Autoeditar sus canciones se ha convertido en la opción más ágil y fácil para los artistas, bandas y autores que desean dar a conocer sus temas y captar el interés del público, sin la necesidad de contratar los servicios de las compañías discográficas.

Son incontables los grupos y artistas que en los últimos tiempos han optado por autoeditar sus álbumes, logrando el éxito perseguido, todo ello con celeridad y, lo más importante, sin renunciar a su libertad y a la propiedad de los derechos de autor. Buenos ejemplos son Vetusta Morla, Izal, Juanito Makandé, entre muchos otros.

Existe vida y posibilidades más allá de vuestro local de ensayo y desde Autoeditarte os lo queremos  contar.

La grabación del disco

La actual tecnología permite acceder a programas de software de gran profesionalidad y muy económicos que te permiten grabar y maquetar las bases de un disco como si lo hubieras realizado en el mejor de los estudios. Acabadas las bases, si lo deseas, puedes acudir a  un estudio para realizar la fase de mezclas y finalmente el proceso de masterización.

Hoy en día la masterización es un proceso económico que incluso puede encargarse a profesionales de otros países. Enviando la mezcla tan solo por mail y por un módico precio puedes recibir, a los pocos días,  tu disco masterizado y listo para ser editado.

En el caso de que no dispongas de recursos económicos propios para grabar tu disco y realizar la duplicación puedes acudir a una plataforma  de mecenazgo o crowfunding como Verkami o Kickstarter y presentar un plan de trabajo y de recompensas que puede ser apoyado por tus amigos, familiares  e incondicionales.

Los derechos de autor y las entidades de gestión

A la hora de gestionar los derechos, es importante que recordéis que el autor o autores de las canciones (letra y música) no siempre coinciden con los intérpretes o con los mismos integrantes de un grupo musical.  Conocidos son los binomios Lennon-Mc Cartney o Jagger-Richards de The Beatles o The Rolling Stones.

Para expresarlo de manera sencilla: el autor es propietario único o compartido con otro autor o autores de los derechos sobre la canción o canciones creadas, grabadas o interpretadas.

El autor que se autoedita tiene que decidir si quiere gestionar o no sus derechos. En caso afirmativo, tendrá varias opciones:

– Decidir no ser miembro de ninguna sociedad de gestión de derechos:

En esta opción el autor no recibirá ningún retorno económico por los derechos de reproducción generados por sus canciones emitidas en radio y televisión (comunicación pública), por los derechos de la venta  de entradas de sus conciertos (derechos de ejecución), por los derechos generados por la venta de discos (derechos fonomecánicos) o por la inclusión de alguna de sus canciones en películas, spots o bandas sonoras (derechos de sincronización).

Si optas por esta opción pero quieres registrar tu obra para prevenir su copia o plagio, puedes utilizar el Registro de la Propiedad Intelectual . Esta entidad, dependiente del  Ministerio de Cultura, no se dedica a la recaudación, tan solo registra las obras como lo hace un notario y te servirá para tener un certificado que corrobore ante terceros que esa canción es de tu propiedad y creación (debes registrar la letra y la partitura musical de la obra).

– Ser miembro de una sociedad de gestión de derechos de autor ( SGAE, Unison Rights, etc…):

Con ello conseguirás recaudar los derechos que generan tus composiciones que suenen en radios o se emitan en televisiones, también se recaudará por las entradas que se vendan en tus conciertos y además cobrarás en el caso de que tus  temas sean licenciados para spots o películas. Darse de alta como socio en una de estas sociedades de gestión es sencillo y económico.

Desde 2016 el sector de las sociedades de gestión de derechos de autor se encuentra  liberalizado y SGAE ya no tiene el monopolio de la gestión. Puedes consultar otras sociedades de gestión cómo Unison (pionera en usar la tecnología blockchain) o incluso adherirte como socio a las de otros países europeos como Sacem en Francia.

SGAE sigue siendo líder en nuestro país con el mayor número de obras representadas. Si somos miembros de SGAE, al autoeditar nuestro disco deberemos abonar un canon por cada disco fabricado (mínimo 0,48 céntimos por ejemplar). Para consultar fórmulas de pago de este canon informarte en el siguiente enlace:

http://www.sgae.es/es-ES/SitePages/corp-ventaLicenciaP3.aspx?l=11&s=28&c=9

Fuera de la fórmula del sí y el no a las sociedades de gestión de derechos encontramos la Asociación Creative Commons, una opción de licencia libre que utilizan muchos autoeditados. Esta asociación te ofrece diferentes modalidades de licencia de tus obras para que sean compartidas o recreadas por otros creadores.

Los códigos y trámites necesarios para editar un disco

– Depósito legal: Es un código muy importante ya que el disco quedará registrado en los archivos de la Fonoteca Nacional (Biblioteca Nacional) y podrá ser consultado e incluso escuchado y reproducido con el paso de los años por cualquier interesado.

– Código de barras (Código EAN): Es imprescindible para la comercialización del disco. Se inserta en la parte inferior posterior del disco y sobre fondo blanco para que sea fácil de identificar.

– El código ISRC (International Standard Recording Code): Se trata de un código internacional que se asigna a cada canción para que ésta pueda identificarse fácilmente. Ese código será el mismo para toda la vida de la obra. Es imprescindible para la distribución digital y recomendable en la copia física del CD, en este caso se inserta en el máster durante el proceso de masterización.

Fabricación del disco

Una vez tengas el máster de tu disco, es el momento de fabricarlo para poder disponer  de copias físicas. Los discos se continúan vendiendo y son muy necesarios, pues marcan el calendario de la campaña de edición, promoción y gira de un artista o grupo. El disco físico facilita a los periodistas la realización de la crítica y sirve a los managers cuando programan la gira de presentación. Es el ítem que inicia un proyecto musical y sin duda tus mayores fans lo adquirirán. Es el producto estrella de tus conciertos.

Distribución física y digital del disco

Es muy importante que también el formato físico se encuentre disponible en tiendas físicas online como Amazon que en la actualidad son los referentes de la venta musical y permiten acceder a la compra de tu disco desde cualquier lugar del mundo y durante las 24 horas del día los 365 días del año.

Para distribuir tu disco en plataformas digitales (Spotify, Itunes, Deezer, Apple Music,…) debes contar siempre con la ayuda de una compañía. Estos agregadores se encargarán de introducir tu música en todas y cada una de las plataformas de descarga y streaming existentes. Estas empresas siempre se quedarán un porcentaje sobre tus ventas.

Los cambios en las aplicaciones de las plataformas más importantes (Youtube, Spotify,..) son constantes. Puedes consultar aquí nuestro post de Spotify for Artists y descubrir como puedes gestionar tu perfil de artista en la plataforma.

La promoción

Ahora que ya tienes tu disco, es el momento de promocionarlo para que todo el mundo lo conozca. Para ello es necesario contar con una buena estrategia de comunicación en redes sociales y contar con servicios externos y profesionales de promoción para poder llegar a más gente. Algunos consejos:

  • Prepara un calendario de ejecución de acciones: programa la fecha de salida del álbum o cuando publicarás el primer videoclip en Youtube.
  • Involucra a tus fans: haz que compartan tus publicaciones en las redes sociales (Instagram es la más importante en la actualidad), organiza concursos para que se sientan parte de tu proyecto, etc.
  • Publica constantemente: Una foto del estudio, imágenes durante la realización de un clip, del momento de una actuación o un saludo. Esto genera expectación entre tus fans. Sé siempre activo en redes sociales.
  • Promociónate en directo: El Live es una nueva y exitosa herramienta en redes sociales. Consulta todo sobre Facebook Live en nuestro post. También te recomendamos el post de Spotify en Instagram Stories para que compartas tu música directamente en Instagram.

Todo esto es lo básico que necesitas saber para poder empezar a autoeditar tu disco. ¡Ánimo y a cumplir tus sueños!

Puedes contar con nosotros para facilitarte toda la ayuda que necesites, todo ello a través de los diferentes servicios que te ofrecemos de edición, distribución física y digital, asesoramiento legal, promoción y todo lo necesario para que tu música llegue al público.

Esperamos que te haya sido de ayuda este post. Síguenos en nuestras redes sociales para no perderte nada y apúntate a nuestra newsletter para estar al día de todas las ofertas y novedades.

 

Caritat Humana “Caritat Humana”